Contacto
Light

Bienvenidos a Libano

Una guía por los paises árabes del medio oriente

Introducción

El Líbano se encuentra en los cruces entre Europa, áfrica y el Medio Oriente, a sólo unas horas de vuelo de la mayoría de las principales ciudades de estas regiones. Tiene una importante riqueza arqueológica e histórica, así como una costa que se extiende a lo largo de 200 km, y dos cadenas de montañas con picos de más de 3 mil metros de altura.

El excepcional y soleado clima y las montañas nevadas, brindan oportunidades únicas de desarrollar actividades turísticas durante todo el año, combinando aquellas al aire libre, con las de placer y descanso, y con otras que tienen mayor atracción histórica y cultural.

Beirut

Beirut

Baalbek

Baalbek

Market street in Byblos, Lebanon

Market street in Byblos, Lebanon

Información Básica

Nombre oficial: República del Líbano o Al Jumhuriyah al Lubnaniyah.

Capital: Beirut

Población: Aproximadamente 4 millones de habitantes.

Ubicación: El Líbano se encuentra al este del Mediterráneo y limita por el norte y el este con la República árabe Siria, y por el sur con el territorio Israel Palestino.

Unidad monetaria: La moneda oficial es la libra o lira libanesa (LL).
Así mismo, el dólar estadounidense es ampliamente usado.

Idioma: El arabe es el idioma oficial, pero también se hablan el inglés y el francés. La mayoría de los libaneses hablan dos o tres idiomas de modo que los visitantes no tendrán problemas en comunicarse.

Religión: Las principales son el islam y el cristianismo.

Diferencia horaria: GMT +2 (GMT +3 desde abril hasta septiembre).

Discado telefónico: 961

Electricidad: 110-120 voltios, 50 ciclos. Los enchufes son de dos patitas redondas.

Propinas: La tasa promedio en los restaurantes es de 10-15%, aunque en otros lugares depende del servicio y la calidad que se ofrecieron.

Vestimenta: En general, en el Líbano no hay reglas culturales específicas para este tema y hay mucha diversidad en los atuendos. Por ejemplo, pueden verse mini faldas junto con los velos islámicos. Sin embargo, hay lugares tales como el bazar de Trípoli o Sidón, donde debe evitarse el uso de prendas muy cortas como los shorts, por ejemplo. Para visitar lugares religiosos, es necesario usar ropa modesta. Las mujeres necesitan cubrirse la cabeza cuando visitan las mezquitas. Generalmente, ahí mismo se les ofrecen pañuelos para poder hacerlo.

Horarios de atención: Las tiendas y comercios están abiertos comúnmente de lunes a sábado, desde las 9 am hasta las 6 pm. Los horarios varían y, en el verano, muchos establecimientos cierran temprano. En los restaurantes, los horarios tampoco son fijos, y muchos de ellos, especialmente en Beirut, están abiertos hasta tarde.

Los horarios bancarios son de lunes a sábado de 8:30 a 12:30. En cambio, en las oficinas gubernamentales y en las oficinas de correos, atienden generalmente de 8 am a 2 pm.

Clima: Es el clima del mediterráneo, con inviernos fríos y húmedos, y veranos calurosos y secos.

Manejo de automóviles: En caso de no tener una licencia libanesa para conducir, es necesario tener una licencia internacional. Hay que asegurarse de conducir -en todo momento- sobre la mano derecha.

Taxis: Los taxis libaneses son cómodos y tienen precios razonables.

ómnibus: Hay tres tipos de transporte público que operan en el Líbano: los ómnibus, los mini buses, y los taxis colectivos o services, como se los conoce localmente. El gran número de vehículos que trabajan en el transporte público, y las extensas rutas que tienen, les permiten cubrir todas las regiones libanesas, desde las áreas rurales hasta las urbanas. Mientras que los ómnibus tienen paradas definidas, los mini buses y services no. En estos dos últimos casos, se los puede parar y tomar en cualquier lugar de la calle.

Beiteddine

Beiteddine

Bachustempel in Baalbek

Bachustempel in Baalbek

Jbail (Byblos)

Jbail (Byblos)

Grotto of Jeita

Grotto of Jeita

Saydet Loubnan

Saydet Loubnan

Lugares para visitar

BEIRUT es el epicentro cultural del Líbano. La ciudad está llena de vida y rebosante de carisma. Los beirutíes viven la vida a pleno disfrutando de las delicias gastronómicas de la ciudad, del ambiente, y de las actividades de descanso. Entre el tiempo que ellos salen del trabajo y llegan a casa, un auténtico beirutí hace compras a lo largo de Rue Hamra, asiste a alguna muestra de arte, toma unos tragos con amigos en algún bar nuevo, cena alrededor de las 10 pm, se toma un café expreso libanés, antes de llegar a una discoteca en Achrafivé alrededor de la medianoche. Distrito central de Beirut: Solidere, es el área del centro que está de moda y que ha sido bellamente restaurada. Es el núcleo para reuniones familiares, cafés, centros de compras, y placenteras caminatas. El gobierno –desde la guerra- ha prestado especial atención a la remodelación de esta área, y hoy en día, los edificios son magníficas joyas arquitectónicas, con obras en piedra amarilla, arcadas con arabescos, y trabajos de espirales y adornos en hierro forjado. Las adoquinadas calles peatonales están llenas de tiendas que venden únicas y tradicionales piezas de artesanía; prendas de diseñadores de moda; joyas; y muchas cosas más. Hay más de 70 restaurantes y cafés en las veredas que son lugares muy usuales para pasar una cálida velada. En el centro de Solidere está la Plaza d’Etoile y la Torre del Reloj, un área muy popular para que los niños monten bicicleta y jueguen mientras sus padres toman un descanso en un café cercano. Solidere también alberga muchos sitios de ruinas romanas que han sido descubiertos y preservados; diversas y notables mezquitas e iglesias; y también el Edificio del Parlamento Nacional.

Nuestra Señora del Líbano: Saydet Loubnan – La gigantesca estatua de bronce de la Virgen María, fue erigida en 1908 y está ubicada en Harissa, en la cima de una montaña a 600 metros sobre la bahía de Jounieh, y brinda una hermosa vista panorámica de la costa. Puede tomarse un vehículo teleférico desde Jounieh, montaña arriba, para alcanzar el santuario. Hay una capilla en la base de la estatua, y una escalera caracol conduce hasta la cima.

La Gruta de Jeita es la cueva más grande en el Líbano, y tiene 9,050 metros de largo. Fue descubierta en 1836 y da nacimiento a Nahr Al Kalb o Río del Perro. Jeita está formada por una caverna superior y una inferior. Los visitantes pueden hacer un viaje en teleférico hasta la entrada a la caverna que está arriba -la cual está abierta durante todo el año- para hacer caminatas, y observar las impresionantes estalactitas y estalagmitas.

Un pequeño tren lleva a los turistas a la caverna más baja, donde puede recorrerse en bote el lago subterráneo, tanto en primavera, como en verano y en otoño. También puede apreciarse en las cuevas un espectáculo de luz y sonido.

Jbail (Biblos) está considerada una de las más antiguas ciudades deshabitadas en forma ininterrumpida. La moderna ciudad portuaria de Jbail está construída sobre múltiples capas de ruinas que datan de épocas tan remotas como la Era de Piedra y que se extienden hasta tiempos más recientes como los otómanos. Una visita a Jbail es la oportunidad para transitar a través de los anales de la historia libanesa y experimentar en forma directa, las diversas culturas que han hecho de esta área un mosaico de civilizaciones. Jbail no es simplemente un pintoresco pueblo sobre la costa del mar, sino que tiene una historia que ha estado muy unida al Mediterráneo durante milenios.

Bcharre (Besharre) es una primitiva y antigua villa, a 1,400 metros de altura, desde donde puede observarse el Valle Qadisha, justo debajo de los cedros. Esta localidad, con techos rojos, es famosa por ser el pueblo natal de Gibrán Khalil Gibrán, el ensayista, poeta y pintor libanés.

Trípoli. La Fortaleza de Saint Gilles es impresionante y maciza. Mide 140 m de longitud y 70 m de ancho. Empezó como un muro mucho más pequeño que Raymond y los Cruzados usaron para acampar y sitiar a Trípoli a comienzos de 1101. Luego de la reconquista de Trípoli por los mamluks en 1289, este fuerte fue destruído. En 1308, el entonces gobernador de Trípoli, Esendemir al Kurji, construyó una fortaleza para albergar a las tropas en ese lugar. Bajo el gobierno otomano, se realizaron importantes obras de restauración y también agregados. Actualmente, el estado de esta fortaleza se debe en gran parte al trabajo efectuado por Mustafá Barbar Agha, gobernador de Trípoli a comienzos del siglo XIX.

La Reserva del Cedro de Al Shouf es la reserva natural más grande en el Líbano. Comprende bosques de cedros sobre 50 mil hectáreas en la cadena del Monte Líbano.

Beiteddine es el nombre de la villa en Al Shouf y del hermoso palacio del siglo XIX que se encuentra allí. El gobernador otomano elegido, Príncipe Emir Bachir Chebab II, construyó el palacio en un período de más de 30 años.

Deir El Qamar, es una pintoresca villa ubicada en Al Shouf que era residencia de los gobernadores del Líbano, otomanos elegidos, quienes empezaron en el siglo XVI con el Emir Fakhreddine II y que finalizaron en el siglo XVIII cuando el Emir Bachir Chebab II mudó la capital a Beiteddine. Muchas medidas para embellecer el pueblo se tomaron bajo el gobierno de Fakhreddine II, incluyendo la construcción de nuevos edificios y la restauración de los antiguos, tales como la Mezquita de Fakhreddine.

Baalbek se encuentra en el fértil valle de Bekaa y tiene asombrosos templos y ruinas que están entre los más grandes y finos ejemplos de la arquitectura romana en el mundo. Se originó en los tiempos fenicios como un lugar de adoración a Baal, el dios fenicio del sol. El Templo de Jupíter, fue el templo romano más grande que se hubiera construído. Hoy en día, solamente 6 de las 54 columnas corintias permanecen en pie. Cada columna tiene 22 metros (66 pies) de altura y 2 metros (7.5 pies) de diámetro, lo cual nos da una idea de la enorme dimensión que tenía este templo en la época del imperio romano.
El Templo de Baco es el templo romano mejor conservado en el Oriente Medio. Aunque de menor tamaño que el de Jupíter, el templo de Baco es aún más grande que el Partenón en Atenas. La dedicación y el propósito de este templo y su relación con el resto del complejo templario, es todavía un misterio.
El Templo de Venus es una estructura abovedada y de menor tamaño, que se encuentra al sudeste del complejo. Durante el período bizantino, el templo fue transformado en una iglesia en honor a Santa Bárbara. Solamente parte de la escalinata desde el Templo de Mercurio puede aún verse en la colina Jeque Abdallah, a una corta distancia del sitio del templo principal. Los visitantes pueden pasar –fácilmente- varias horas o un día entero explorando las maravillas de esta antigua ciudad. Baalbek es, ciertamente, una maravilla del mundo antiguo y ninguna persona que visite el Líbano debe dejar de verla.

Zahlé es la tercera ciudad más grande en el Líbano, y la capital de la región de Bekaa. Está situada a una altura de 1.010 metros sobre las lomas de la cadena Anti-Líbano. Zahlé es ampliamente conocida por sus diversos entremeses o picadas (mezzes), vinerías cercanas, y por los productores de arak (licor de uva y anís). El río Bardouni fluye hacia el pueblo, y hace de este lugar algo espléndido por sus muchos cafés y restaurantes al aire libre. Se puede comer y beber muy bien mientras se disfruta del hermoso paisaje y de la bella arquitectura antigua.

Anjar es muy famosa por sus hermosas y amplias arcadas de piedra. Las ruinas de Anjar ofrecen a los visitantes una oportunidad única de estar frente a un antiguo centro de comercio que conecta Damasco con el Mar Mediterráneo. Situada en el extremo sur del Valle de Bekaa, Anjar se encuentra entre las pocas ruinas de la dinastía Umayyad del siglo VIII, que se conocen en el mundo. Además, es uno de los ejemplos únicos de la región, de un centro comercial tierra adentro.

Sur de Fenicia o Tiro era la reina de los mares, una ciudad isleña de esplendor sin precedentes. Atraía la atención de celosos conquistadores entre los que se encontraban Nabucodonosor, Rey de Babilonia, y Alejandro el Grande.

Hoy en día, pueden observarse dos importantes sitios arqueológicos: La necrópolis Al Bass que consiste en una extensa necrópolis propiamente dicha con un arco monumental con tres ventanas; y uno de los más grandes hipódromos que se hayan visto jamás. Todos datan del siglo II al siglo VI de nuestra era. El área de la ciudad, localizada sobre lo que originalmente era la ciudad isleña de Fenicia, es un amplio distrito de edificios cívicos, arcadas con columnas, baños públicos, mosaicos, calles y un anfiteatro rectangular.

Al-Shouf Cedar Nature Reserve

Al-Shouf Cedar Nature Reserve

Qué Hacer en Líbano

Con una rica variedad de terreno, los amantes de la aventura encontrarán que pueden hacer todo tipo de deportes al aire libre, bajo el sol. En verano, muchos lugares de recreo tanto en la costa como en la montaña, ofrecen los eternamente favoritos como: natación, esquí acuático, tennis, golf, y aladeltismo. El buceo es también bastante común. Se pueden explorar las ruinas romanas y fenicias en Saida (Sidon), Jbail (Biblos) o Sour (Tiro); o también observar un submarino de la Segunda Guerra Mundial que naufragó en Khaldé, al sur de Beirut. Además, ecocabañas, clubes, y pequeños proveedores ofrecen ciclismo de montaña.

La Reserva del Cedro de Al Shouf, la más grande reserva natural del Líbano, es un ecosistema de montaña en la parte sur de la cadena del Monte Líbano, que cubre el 5% de la superficie terrestre del país. Al Shouf es la cuna de seis magníficos bosques de cedros, con la mayor concentración de estos árboles que queda en el país. Algunos de estos ejemplares tienen más de dos mil años de antigüedad. La reserva también alberga 27 especies de mamíferos salvajes (que incluyen lobos, hienas, jabalíes, gacelas, zorros, y linces); 104 especies de aves; y 124 especies de plantas. La Reserva del Cedro Al Shouf es un lugar muy concurrido para hacer senderismo y caminatas, así como bicimontañismo, con carriles de acceso para todos los niveles; también puede realizarse avistaje de pájaros.

En el Medio Oriente, el Líbano es el destino preferido para esquiar debido a que la nieve cubre las montañas durante -por lo menos- cinco meses, y sus centros de esquí están muy bien equipados para recibir familias, y otros grupos. Algunos de los muchos lugares para practicar esquí son: Los Cedros, Faqra, Qanat Bakich, Zaarour, Laklouk, y Faraya

Requisitos para obtener Visa

Todos los extranjeros que ingresen a la República del Líbano deben tener pasaporte y visa válidos para entrar. Los pasaportes deberán tener una validez de por lo menos seis meses. Las visas pueden obtenerse con anticipación, en las embajadas y consulados libaneses en cualquier lugar del mundo. Consulte en la embajada o consulado de su país.

Los ciudadanos de muchos países también pueden obtener visas de negocios o de turistas, a su llegada al aeropuerto de Beirut, así como en otros lugares de ingreso a lo largo de la frontera libanesa.

En el aeropuerto de Beirut, en una ventanilla que se encuentra directamente frente al control de pasaportes, pueden adquirirse las estampillas para el visado. Se puede abonar en efectivo, ya sea en dólares estadounidenses o en libras libanesas.

Nota importante: Podría rechazarse el ingreso al Líbano, a aquellos viajeros que tengan pasaportes con visas para entrar o salir de Israel.

Dónde Alojarse

Esta página esta en construcción.

Eventos

Esta página esta en construcción.

Descubra Aradina online y disfrute su viaje.